Cómo saber si tu PC está infectado

Por todos es sabido que el echo de tener algún tipo de malware o virus ubicado en tu ordenador puede traer consecuencias nefastas a nivel usuario o incluso comprometer tu intimidad o datos ciertamente delicados. Hay algunos que se instalan dentro del ordenador, haciendo que no sea más que un mero ladrillo, otros provocan mucha inestabilidad y los hay que simplemente le sirven a un hacker para acceder remotamente a tu ordenador.

Lo que está claro es que estas situaciones no pueden mantenerse y hay que tomar las medidas oportunas para eliminarlos y tener en cuenta las precauciones necesarias para evitar que esto ocurra.

Medidas tan sencillas como prestar mucha atención a ciertos indicios o tener instalado un buen antivirus, harán que las probabilidades de ser infectados disminuyan drasticamente. Dicho esto,

¿haciendo solo eso estamos seguros?
No necesariemente, un buen antivirus debe estar siempre actualizado con las últimas bases de datos. En caso de ser así, en el momento de detectar una amenaza, un aviso saltará avisándote de ese hecho, pero en el supuesto de que no, el ataque de una amenaza puede desactivar completamente el antivirus y de esa manera tener total acceso a tu ordenador.

Pc Infectado

Llegados a este punto, vamos a analizar los signos que pueden acompañar a un ataque o infección, asumiendo que no has recibido notificación alguna de tu antivirus.

Si tu ordenador se ha vuelto inestable, es una clara señal de que algo no va bien. Ciertos tipo de malware alteran archivos dedicados al buen funcionamiento del sistema, lo que podría provocar los famosos “pantallazos azules” o cuelgues del sistema. En el caso de que ocurra justo en el momento de ejecutar ciertas aplicaciones o al abrir un determinado archivo, puede ser un síntoma claro de infección por malware.

Otra situación que nos debería poner en alerta ante una infección, es notar el ordenador claramente más lento. Ciertos virus tienen el único fin de cargar el sistema con procesos de alta carga, lo que provoca esa lentitud. En caso de que tú no estés ejecutando alguna aplicación que requiera de un elevado rendimiento y aún así el ordenador sigue funcionando de manera muy lenta, es bastante probable que se estés sufriendo el ataque de un virus.

Mensajes anunciando la imposibilidad de acceder a determinadas unidades del equipo, es otro síntoma de que algo va mal. En la misma línea, aplicaciones que no se ejecutan o archivos que no abren podrían ser el resultado de una infección.

Estos son solo supuestos de síntomas que podrían indicarnos que hemos sufrido una infección. En cualquier caso no debe cundir el pánico, ya que cualquier virus o malware puede ser eliminado del sistema.

Reply