Connect with us

Sociedad

“Está mal”. Kiko Hernández muy preocupado. Y es por un VIP de Sálvame

Publicado

el

“Está mal”. Kiko Hernández muy preocupado. Y es por un VIP de Sálvame 1

Mila Ximenez atraviesa el confinamiento completamente sola. Tomó esta decisión por su propia voluntad. Su hija Alba se ofreció a ir a casa con ella y sus nietos, pero Mila rechazó la oferta porque no quería ser una molestia. Su hija tiene que cuidar de sus hijos y también trabaja , asi que seria el colmo que ella también, estuviese allí o, peor aún, que se llegase a enfermar. Por esa razón es buena y sólo sale a la calle si realmente es necesario. No quiere enfermarse ni ser un problema para Alba.

La colaboradora se encuentra sola y sin empleo, a pesar de su conexión con el programa. Por eso el confinamiento se convierte en una batalla difícil. Durante su última videollamada al programa, se encontró con lágrimas en los ojos cuando confesó sentirse muy sola. Echa de menos su libertad, su trabajo y a sus colegas, especialmente a Kiko Hernández, su gran amigo y confidente.

«Estoy conviviendo con un alien, no pensé que me iba a derrumbar, pero he visto a Kiko y se me ha ido al fortaleza», admitió, derrumbándose completamente. «Nos llamamos y hablamos de vez en cuando. Cada vez estoy más bajita y me estoy metiendo en un bucle de tristeza”.

Aparte, este martes también le toco a ella la valoración de sus colegas. Kiko le dijo unas palabras amables y Mila no pudo evitar emocionarse por lo que su compañero de equipo pensaba de ella:  «Es la persona menos elitista que conozco. Clasista tampoco es, porque se junta con toda la chusma: conmigo, con Anabel, con Suso… Nadie es perfecto hasta que lo quieres. Yo te quiero«, dijo el colaborador, y continuó: «Creo que eres la persona del programa más importante para mí”.

Ha agradecido por las palabras de Kiko Matamoros. La colaboradora admite que está en una situación muy complicada.

«Estoy soportando un dolor tremendo con el herpes que no se va. Mañana es el cumpleaños de Alba y son muchas cosas que van sumando y me está afectando. No está siendo fácil. Para mí el confinamiento está siendo duro y difícil, porque antes hacía cosas que parecían muy fáciles y ahora esas cosas se han vuelto imposibles, como ir a trabajar, ir a tomar algo. La ex gran hermana confesó que se sentía «perdida» y que tenía miedo de salir de casa: «No tengo narices, tengo miedo, no por mí, sino porque si me pasa algo, mi hija y mis hermanos están fuera. No me lo estoy pasando bien».

Kiko Hernández también intentó animarle con palabras de consuelo y una buena lección de vida:“Si estuviera solo seguramente lo estaría pasando muy mal, pero lo que hay que pensar para venirse arriba es que hoy es un día menos para que todo vuelva a la normalidad y que cuando estemos otra vez juntos lo vamos a valorar todavía más. Antes me decíais que no salgo nunca, que no me tomo nada con los compañeros. A partir de ahora es que lo voy a hacer todo, porque en un ‘¡chás!’ te lo quitan y esto lo estamos aprendiendo con esta mierda de virus”..

Trending