Connect with us

Política

Sánchez anuncia que los indultos llegarán mañana: «No hay momento más propicio»

Publicado

el

Sánchez anuncia que los indultos llegarán mañana: «No hay momento más propicio» 1

Esta información se publicó originalmente el 21 de junio de 2021 y, por tanto, la información que aparece hace referencia a la fecha especificada.

La coreografía se puso en marcha hace unas semanas para encauzar la concesión de los indultos ha vivido este lunes el penúltimo episodio antes de la concesión de la medida de gracia a los líderes políticos condenados por el 1-O. Lo ha protagonizado el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, desde el Gran Teatro del Liceo. Ante 300 personas, sin presencia del Gobierno y en medio de fuertes medidas de seguridad por las protestas convocadas en el exterior, Sánchez ha anunciado que mañana martes se aprobarán los indultos. Dentro del recinto se escucharon voces críticas con la decisión, aunque fueron rápidamente silenciadas por la organización. «No hay un momento más propicio que este», resaltó el líder del PSOE, que defendió «arrancar el camino» para recuperar la «convivencia» y también la «normalidad». «El momento es ahora», justificó.

Sánchez ha hablado desde el escenario del Liceu con tres banderas atrás: la española, la europea y también la catalana. Símbolo del «reencuentro» que ha venido a proclamar, según el título de la conferencia, que también incluía este concepto: «Un proyecto de futuro por toda España». Al acto asistieron destacados representantes de las élites barcelonesas y una nutrida delegación de altos cargos socialistas. El máximo dirigente del PSOE también ha indicado que la pandemia le ha hecho variar la perspectiva, en la medida en que debe ponerse en valor la «vida». «Para ponerse de acuerdo, alguien debe dar el primer paso», ha remarcado el presidente del gobierno español, que ha reivindicado el «respeto» de la «unión» que, a su juicio, necesitan las relaciones entre Cataluña y España.

El presidente del gobierno español ha resaltado que los indultos son «legales» -a pesar de las proclamas de la derecha- y ha señalado que no pretende que los presos renieguen de sus ideales. «¿Lo harían quienes están en contra de los indultos, si fueran encarcelados?», se preguntó Sánchez. La medida de gracia, defendió, no es tanto un gesto hacia los presos, sino hacia sus votantes. «Es un mensaje para los miles de personas que les han apoyado», resaltó el líder del PSOE, que apuntó que con la decisión se suman «millones de personas» a la causa de la «convivencia». «No estoy de acuerdo con quien sostiene que es más útil para la convivencia tenerlos más años en prisión», apuntó.

Con un verso de Miquel Martí i Pol -«Estamos donde estamos»- como hilo conductor del discurso, que ha leído en dos pantallas de televisión repartidas por la sala, Sánchez ha desgranado en media hora los motivos para indultar a los presos y para esbozar -sin ninguna medida concreta- una agenda del «reencuentro» una vez los condenados, que asumieron las «consecuencias» -a diferencia, se entiende, de los exiliados- salgan de los centros penitenciarios. Ha querido acabar con palabras en catalán: «Catalanes, te queremos». También indicó que no entiende una «nueva España» sin tener a Catalunya «a la cabeza».

El único momento de cierta tensión en el momento de pronunciar la conferencia ha llegado cuando una persona ha entrado en el auditorio con una estelada y una bandera deA raíz -colectivo juvenil vinculado a la CUP- para protestar contra Sánchez. La escena ha durado tan sólo un minuto, el lapso durante el que se han escuchado cánticos a favor de la independencia ya favor de la «tierra libre» por parte de la persona que se ha saltado el cordón. Quien no ha participado del acto ha sido el Gobierno, que ha declinado enviar a cualquier representante, ni tampoco a los miembros de la mayoría independentista del Parlamento, que rechazó la invitación enviada por parte de la Moncloa.

Coreografía de la Moncloa para inclinar la balanza a favor de los indultos

En las últimas semanas han sido fundamentales para entender por qué se ha llegado a la medida de gracia. El 7 de junio, por ejemplo, Oriol Junqueras publicaba un artículo en el diario Ara y también en La Sexta en el que avalaba a los indultos y rechazaba la vía unilateral. El apoyo a los indultos por parte del establishment -desde el Círculo de Economía hasta el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi-, sumado a posicionamientos eclesiásticos comprensivos con la medida, ha terminado de dar la vuelta a la balanza. El PSOE ha pasado de defender en 155 en otoño del 2017 y de apostar por el cumplimiento «íntegro» de las condenas a indultar a los condenados por sedición, una decisión que la derecha recurrirá ante el Supremo, en concreto frente a la sala tercera del tribunal.

Según avanzó este domingo el diario El País, los indultos -que deben ser individuales para cada uno de los presos- se justificarán con el argumento del «fomento de la convivencia». Lo más probable es que sólo se conmuten las penas de prisión, no las de inhabilitación, por lo que ninguno de los condenados podría desempeñar un cargo público hasta finales de esta década. La medida de gracia no incluye a los exiliados ni a los encausados ​​en las múltiples carpetas judiciales abiertas por los hechos del otoño del 2017, incluida la causa en el Tribunal de Cuentas que amenaza con una fianza millonaria para altos cargos que ni siquiera tenían responsabilidades de Gobierno en el momento del referéndum del 1-O.

La conferencia de Sánchez ha llegado tan sólo unas horas antes que el Consejo de Europa apruebe un informe que pide la liberación de los presos y la retirada de las euroórdenes. Redactada por el diputado socialista letón Boriss Cilevics, que ha realizado una investigación de más de un año sobre el terreno, la resolución reclama a España que «indulte o libere» a los presos independentistas y que retire las peticiones de extradición contra Carlos Puigdemont y los exconsejeros en Bélgica. Ya fue aprobada por el Comité de Asuntos Legales del Consejo de Europa a principios de junio y ahora es el turno de la Asamblea Parlamentaria, formada por 324 miembros de 47 países. El texto también pide reformar el delito de sedición -pendiente en el Congreso- para evitar penas «desproporcionadas».
Con la aprobación de los indultos se desencadenarán otras dos fases del deshielo entre el Estado y la Generalitat. El primer hito será la reunión en la Moncloa entre los presidentes Pedro Aragonés y Sánchez, que hace dos semanas mantuvieron una conversación telefónica de cuarenta minutos en la que apostaron por el «diálogo» como salida a la situación política. Puigdemont, con quien Aragonés se citó el pasado viernes en Waterloo, reclama hablar de «negociación». El presidente, en todo caso, ha puesto sobre la mesa recuperar la Declaración de Pedralbes para reanudar las conversaciones con la Moncloa. El segundo gran hito que se desbloqueará en las próximas semanas es el reunión de la mesa de diálogo, inactiva desde el encuentro fundacional en la Moncloa el 26 de febrero de 2020.

Conferencia de Pedro Sánchez sobre los indultos by naciodigital donde Scribd

.

Trending