Connect with us

Tecnología

Una APP para hacer realidad «las buenas intenciones de las personas»

Publicado

el

Una APP para hacer realidad "las buenas intenciones de las personas" 1

Esta información se publicó originalmente el 1 de enero de 2014 y, por tanto, la información que aparece hace referencia a la fecha especificada.

Sergi Codonyer -en primer término- y Eric Entrena son los creadores de ‘Goodorama’ Foto: ACN

Eric Entrena, disco-jockey de Granollers, y Sergi Codonyer, ejecutivo en Coca-Cola de Barcelona, ​​han creado una aplicación para smartphones que quiere canalizar las buenas intenciones de las personas. ‘ Goodorama ‘ pretende convertirse en una herramienta que «ayude a hacer realidad los retos que todo el mundo tiene», tanto aquellos más «personales» como los más «altruistas», detalla Codonyer. A diferencia de las redes sociales, esta aplicación debe «conectar el espacio virtual con el mundo físico». Debe servir para «cristalizar» las ansias de compartir de la gente. El compromiso de ambos emprendedores es que la APP será gratuita. Se estrena en Catalunya de forma piloto este enero aprovechando «los buenos propósitos» de cada año nuevo.

Ni Eric ni Sergi ven «naïf» su iniciativa. Tampoco consideran «atrevido» pensar que pueda llegar a cualquier rincón del planeta. Están convencidos de que ‘Goodorama’ puede convertirse en un «elemento importante» en la vida de las personas. Porque «las buenas voluntades» existen pero se pierden a menudo «en el cómo» hacerlas realidad.

Resolver el «cómo» estas iniciativas se convierten en realidad es «la misión» de ‘Goodorama’. «Imagina por ejemplo que en el 6º piso de un edificio del Eixample hay un hombre mayor que necesita la ayuda de los vecinos para bajar a la calle, estoy seguro de que si la mayoría de estos supieran cómo coordinarse -o tan sólo fueran conscientes de que este anciano los necesita-, estarían dispuestos a ayudarle a salir de casa, esta aplicación debe resolver esto», resume Codonyer.

El funcionamiento es a partir de «retos». Los usuarios cuelgan en la aplicación los retos que quieran y el resto puede decidir entre colgar los suyos propios o sumarse a los de otros «para compartir las experiencias». La aplicación sobre todo debe ser esto, «experimentar lo que significa compartir».

Cada usuario, aclara Entrena, puede ponerse un reto «para sí mismo» -como «ir al gimnasio»- o ponerlo «para otra persona» -como «proponer a unos nietos llevar a sus abuelos» a ver una película en 3D»-. Al cumplir el reto, es necesario tomar una fotografía y colgarla para certificar que se ha cerrado el círculo.

También existe otra categoría de retos, dedicada a impulsar acciones colectivas destinadas a proteger el medio ambiente, y una última, para explorar sinergias que se puedan llevar a cabo a escala planetaria. Ésta última es la que realmente permite conocer «el poder del efecto mariposa» que proporciona la viralidad de Internet e, incluso, «mejorar el mundo».

La diferencia entre ‘Goodorama’ y el resto de las redes sociales es que esta aplicación «debe servir para conectar el entorno virtual con el mundo físico». Cualquier reto colgado en ‘Goodorama’ nace en Internet pero tiene una consumación en el mundo real.

El uso que las personas acabarán haciendo está «todavía por descubrir» porque es una herramienta «abierta» y el mundo «está lleno de posibilidades», subrayan. Tanto puede ser «un músculo» que los usuarios utilicen por acciones «muy locales» como «más globales».

Es y será «gratuita»

Detrás de ‘Goodorama’ hay una «microempresa» que está decidida a mantener «la gratuidad» de la APP. Para hacerlo sostenible, han abierto un canal para las compañías que quieran proponer retos porque, estos sí, serán de pago. De entrada, las empresas «se han mostrado interesadas» pero prefieren ver qué respuesta hay por parte de los usuarios.

La idea originariamente es de Eric y apareció en Bali, donde ahora trabaja de disc-jockey. Allí se dio cuenta de que sería «genial» tener una aplicación que permitiera «compartir experiencias» y ayudarse entre los visitantes al país asiático a encontrar «ceremonias que no salen en las guías o rincones menos turísticos». Después de hablarlo con Sergi, acabó naciendo ‘Goodorama’. Por el trabajo de este segundo en Coca-Cola -debe viajar constantemente por todo el mundo- decidieron apostar por «internacionalizar» la iniciativa y pensar a escala «más global».

La aplicación estará disponible en la tienda de Apple a partir de los primeros días de enero y de entrada será sólo para iPhones. Para el resto de dispositivos llegará más adelante. Se llama Goodorama porque une las dos palabras ‘good’, que en inglés significa ‘bien’, y panorama, que subraya el alcance global que pueden tener los retos.

.

Trending